Search

Verso del dia

Colosenses 3:12-14

12 Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados, revestíos de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia;

13 soportándoos unos a otros y perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

14 Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo de la unidad.


Pensamientos del verso

Cristo lo es todo. Él es cada persona, cada doctrina y cada práctica. Cristo debe ser nuestro linaje y nuestra nacionalidad. Si alguien le pregunta a qué linaje pertenece, usted debería contestar: “Pertenezco al linaje de Cristo”. Si todos los cristianos supieran que Cristo es el centro de la economía de Dios, desaparecerían todas las divisiones.


Como elegidos de Dios debemos tener un corazón de compasión y dar a luz el fruto espiritual de la bondad, y la humildad, la dulzura y la paciencia - y debemos caminar con amor, perdonándonos unos a otros con gracia tal como Dios en Cristo nos ha perdonado.


Dado que somos criaturas imperfectas que servimos hombro con hombro, cabe esperar que de vez en cuando nos irriten nuestros hermanos, y viceversa. Pero la paciencia y la tolerancia nos ayudarán a afrontar los pequeños roces sin perturbar la paz de nuestro semejantes.


El amor coloca a Dios en el centro y la circunferencia de nuestra vida y le da el honor y el respeto que se debe a Su santo nombre. La afluencia del amor de Dios a la vida de un creyente espiritual se transfiere a una salida de ese amor a los demás -en un vínculo de unidad y paz- y así se manifiesta en la vida que camina en espíritu y verdad.


El amor no se puede enseñar ni adquirir a través del estudio, ni puede ser trabajado en nuestras emociones o arraigado en ningún sentimiento romántico. El amor de Cristo se derrama de nosotros en la vida de los demás para Su honor y gloria.


Lo siguiente es un ejemplo que podemos hacer todos los dias.

Si alguien quiere tu parqueo deja que lo tomen y hazlo con una sonrisa.

Corta el césped de un vecino anciano.

Limpiar la casa de una persona mayor. Ofrecerse a hacer la compra de comestibles.

Dale a alguien que necesite transporte a la iglesia, u otro evento, aunque este fuera de tu camino.

Escucha a alguien sin interrumpir.

Sé un conductor amable y educado.


Oración

Padre, te agradezco tu protección que se encuentra en nuestra fe en Cristo. Eres nuestro protector, protegiendonos de la enfermedad. Usted es nuestro proveedor y nuestra paz, esto lo pido en el nombre de Jesús, AMEN.


2 views0 comments

Recent Posts

See All

Fe

Kenneth E. Hagin Sr. - "Alimenta tu fe y mata de hambre tus dudas