Search

Verso del dia

Lucas 8:34-37

34 Y los que apacentaban los cerdos, cuando vieron lo que había acontecido, huyeron, y yendo dieron aviso en la ciudad y por los campos. 35 Y salieron a ver lo que había sucedido; y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo.

36 Y los que lo habían visto, les contaron cómo había sido salvado el endemoniado.

37 Entonces toda la multitud de la región alrededor de los gadarenos le rogó que se marchase de ellos, pues tenían gran temor.

Y Jesús, entrando en la barca, se volvió.


Pensamientos del verso

El poder de Jesús puede ser bastante amenazante para aquellos que no lo conocen y no están buscando la obra de Dios en sus vidas. Si bien lo que Jesús hizo para liberar a este hombre poseído por demonios es asombroso, también es amenazante.

Alguien que puede mandar miles de demonios —y obedecen— ciertamente tendrá algo de trabajo que hacer en nuestras vidas.


Así que, seamos muy honestos con nosotros mismos. ¿Queremos que Jesús tenga el control en nuestra vida? Jesús nos dejará solos para defendernos de las fuerzas del mal si elegimos ignorarlo, despedirlo o rechazarlo. Mientras anhela salvarnos, no se obligará a nosotros. La verdadera liberación sólo llega a aquellos que están dispuestos a rendirse plena y de todo corazón a su gracia y encontrar su libertad y paz en él.


La lección de las Escrituras es una triste historia acerca de un hombre poseído por muchos demonios. Aterrorizó a la gente, corriendo desnudo entre ellos y viviendo en un cementerio rural. El hombre vagó libre entre las tumbas porque los innumerables demonios que lo poseían le dieron fuerza sobrehumana para romper las cadenas.

Las cadenas son un símbolo obvio de encarcelamiento. En términos físicos nos restringen, nos retienen y significan nuestro estado cautivo. En términos espirituales hacen lo mismo. Si bien muchos de nosotros no experimentamos cadenas físicas, no somos inmunes al impacto de las cadenas espirituales que dañan nuestro crecimiento espiritual. Este tipo de grilletes son igualdemente imperdibles y perjudiciales para nuestra libertad porque afectan nuestro comportamiento, nuestra perspectiva y nuestra fe.


En la actualidad, podemos experimentar cadenas en muchas formas. Puede ser una adicción, una actitud perezosa o un fracaso para perdonar. Podemos identificar esos grilletes espirituales cuando consientemente los evaluamos, por ejemplo: si nos debilita, restringe nuestra libertad y nos impide alcanzar nuestro potencial para acercarnos y ser más semejantes a Cristo.


A pesar de ser una historia triste, nos trae un mensaje maravilloso! Esta historia trata sobre los comienzos de nuestra salvación en Jesucristo. Debemos recordar este importante mensaje, cuando estamos encadenados por nuestros miedos, nuestras ansiedades, nuestros pecados y nuestras obsesiones. Creemos que tenemos el control de nuestras vidas cuando podríamos ser sólo un cerdo en busca de la destrucción y el Abismo.


Jesús está esperando para sanarnos de nuestros demonios personales y romper nuestras cadenas que nos mantienen atados y separados de él. Hemos vivido muchos años encarcelados por las mentiras del enemigo, así que ¿por qué no dar a Dios tiempo para elaborar Su plan para liberarnos? " Nuestra victoria no es un evento de una sola vez, es un proceso. Cuanto más entendamos lo mal que Satanás juega con nuestra mente, más podríamos enfrentarnos a él. La verdad de la Palabra de Dios nos hace libres.


Oración

Padre ayúdame a entender que esta batalla es espiritual y enséñame a usar las armas que me has dado para ganar contra cada ataque del enemigo. En el nombre de Jesús, amén.


5 views0 comments

Recent Posts

See All

Fe

Kenneth E. Hagin Sr. - "Alimenta tu fe y mata de hambre tus dudas